Disfruta una actividad milenaria en la Riviera Maya: ven a una sesión de temazcal


Antiguamente, los habitantes del centro de México lo utilizaban en la vida cotidiana y también como parte de la medicina tradicional. Su construcción, hecha a base de piedra y lodo, permitía la desintoxicación a través del sudor gracias a los vapores producidos por infusiones de hierbas, además de cumplir con una función ceremonial.

Pero más allá del sentido terapéutico que tenía este baño de vapor, se trata de uno de los rituales más arraigados en las civilizaciones mesoamericanas que se extendió en diversas regiones y llegó a la zona maya donde podemos encontrarlo en sitios como Chichen Itzá, Tikal y Tulum, algunos con más de mil años de antigüedad.

El temazcalli (por su nombre original en náhuatl) ofrece relajación y curación en sesiones que van de entre 25 y 90 minutos según las características del tipo de servicio de tu preferencia; los hay tradicionales, en parques temáticos y eco-aldeas, para todos los gustos.

Imagina una experiencia en medio de la selva, en una casa de piedra diseñada como se hacía en tiempos milenarios, con personas nativas que pueden explicarte el simbolismo y la manera de entrar en armonía con el entorno natural. ¡Aquí puedes vivirlo! Entonces no lo pienses más, ven a disfrutar del temazcal y llévate un grato recuerdo de la Riviera Maya.

Publicación destacada
Publicaciones recientes