Lo creas o no, una caminata por la playa puede traer grandes beneficios para ti.

Caminar es uno de los ejercicios más fáciles de hacer y que tiene muchos beneficios para la salud; se puede realizar prácticamente en cualquier lugar y con 30 minutos al día verás resultados en poco tiempo. Ahora imagínate hacerlo en la playa, mientras disfrutas de tus vacaciones y frente al mejor paisaje. ¡Aprovecha esos días y mantente en forma!

Deja las sandalias junto al camastro y que tus pies se mantengan en contacto directo con la arena, pues no sólo físicamente, sino también en el aspecto psicológico y hasta de belleza esta práctica es muy positiva; tan sólo echa un vistazo y te convencerás:

• Controla el peso al quemar calorías y mejora la circulación, por lo que a nivel cardiovascular es un excelente ejercicio.

• El trabajo muscular es constante, especialmente en las piernas, lo cual beneficia también a las articulaciones y con ello prevenir futuras lesiones.

• El roce de la arena es un exfoliante natural para tus pies, además el agua marina contiene minerales, especialmente yodo y sodio, que previenen el envejecimiento y las várices.

• Al caminar en la playa, el sonido del mar y la vista te relajarán y combatirás el estrés mientras tu cuerpo trabaja en una actividad saludable.

Te recomendamos hacerlo a temprana hora o después del atardecer, ya que así podrás evitar exponerte a los rayos del sol y con ello a las altas temperaturas (en caso extremo hasta un golpe de calor). También debes estar atento a la superficie, ya que puede ser irregular en ciertas zonas y existe el riesgo de alguna torcedura.

Otros puntos importante son alternar entre la arena mojada y la seca (ésta última requiere mayor esfuerzo), utilizar protector solar, gorra o sombrero, mover constantemente las manos para que no se hinchen y llevar una botella de agua para evitar la deshidratación.

Cuando ya tengas más práctica y tu nivel vaya incrementando, prueba caminar dentro del mar, donde el agua te llegue a la altura de las rodillas, así realizarás un mayor esfuerzo, tus tobillos se fortalecerán y tonificarás más tus piernas.

Toma nota y en tu próxima visita a la playa no olvides disfrutar de esta actividad que es el complemento ideal para divertirte y mantenerte en forma. Llénate de energía entre la brisa del mar, el azul del cielo y el imponente paisaje que sólo encontrarás aquí.

Publicación destacada
Publicaciones recientes